Padres primerizos ¡bienvenidos al club!

Meses leyendo e informándonos durante el embarazo de lo que viviremos los próximos meses, pero tu hij@ nace y si tienes suerte, te puede tocar un bebé que duerme bien, que coge peso, que no tiene cólicos, que hace sus deposiciones en horario y textura adecuada y que no se pone malito.

¡No tengo tiempo!

Si quieres dedicar el tiempo suficiente como para poder disfrutar de tu trabajo y tus éxitos laborales, el compaginarlo con la maternidad, es en ocasiones estresante.

Disfrutemos del verano sin sustos… No nos perdamos.

Si tenemos niños pequeños, es probable que se nos haya olvidado algo, ¡enseñarles a no perderse! En estos periodos puede ser habitual, en sitios donde hay mucha concurrencia de personas y no es nuestro entorno habitual, tener el mismo miedo… ¡que no se pierdan los niños! Pero inevitablemente los niños juegan, corren, se esconden y… SE SEPARAN DEMASIADO DE NOSOTROS.

¿Qué son las tareas evolutivas?

Durante toda la infancia se tienen experiencias que sirven para el aprendizaje, estas experiencias provienen de las relaciones que se establecen con el entorno, de esta forma van construyendo las bases para la adquisición de competencias básicas.

Cinco ejercicios prácticos para cuidar nuestra voz

El objetivo es, mediante un buen uso de nuestra voz, evitar la sobrecarga y la fatiga vocal para prevenir lesiones como la afonía, los pólipos en las cuerdas vocales, etc… al mismo tiempo que hallamos nuestra propia y preciada voz y le aportamos longevidad.

Móviles, redes sociales y menores ¿Cómo manejar esto?

Varios autores y educadores, señalan los 13 años como la edad indicada para realizar la compra del primer teléfono del niñ@. Sin embargo, alrededor de este tema surgen muchas cuestiones “¿Es la edad indicada? ¿Hacen los padres lo correcto?”

Prevenir los imprevistos

De entre todas las tareas que realiza un madre trabajadora a lo largo de la jornada, suelen surgir imprevistos. Cómo afrontarlos??

Trabajar la Psicomotricidad fina y gruesa desde casa.

Os vamos a proponer, a modo de ejemplo, diferentes y sencillas actividades que se pueden llevar a cabo en casa. Estas tareas deben ser vistas como un juego, no como una obligación, pues así se podrá trabajar diariamente sin que haya conflictos a la hora de practicarlos, resultando una actividad significativa y gratificante.