La relación con los otros

Por lo general, hasta los tres años, si bien se interesan en otros niños y niñas y en lo que hacen, no comparten el juego. Pueden jugar uno al lado del otro, pero cada cual está en lo suyo. Todavía les resulta casi imposible compartir, esperar un turno o cooperar. Poco a poco podemos ir…