El amigo imaginario

A la edad de 3 a 5 años, sobre todo si son hijas o hijos únicos, creativos y de rica imaginación, pueden inventar algún personaje que funciona como amigo imaginario