Qué tipo de frases no utilizar con nuestro hijos

el

perfil web

Escrito por Borja Quicios

Los primeros años son muy importantes en el desarrollo humano. Durante estos años el niño comienza a integrar todas las experiencias que después contribuyen a su adaptación al mundo.

Por ello, es muy importante la manera en los padres se comunican con sus hijos. Y es que muchas veces los padres utilizan frases  que se utilizan sin parase a pensar que pueden causar efectos negativos en el niño.

Estos efectos negativos se pueden presentar como daños emocionales y afectivos

Algunos ejemplos de frases negativas

1.- “Eres gordo,….”

Llamar gordo a tu hijo puede convertirse en una etiqueta y marcar su personalidad.

En muchas ocasiones los padres desconocen el efecto que puede ocasionar en sus hijos utilizar este tipo de atribuciones con ellos y como afecta a la conducta, el comportamiento y la personalidad del pequeño.

Puede traer consecuencias como problemas de autoestima, inseguridad, asumir que es así, y pensar que no es bueno, que no sirve y que nunca cambiará.

Los padres deben tener en cuenta que sus palabras y frases son en lo que más confían los niños. Por tanto, en lugar de subrayar lo negativo, los adultos deberían resaltar de forma positiva sus cualidades, para que su autoestima se vea reforzada.

2.- “Ya podrías ser como tu hermano/hermana”

Es natural que los padres comparen a sus hijos ya que les puede parecer muy útil usar un hermano como ejemplo o marco de referencia para los logros a alcanzar o el comportamiento deseado.

Pero hay que tener en cuenta que los niños se desarrollan a su propio ritmo y tienen su propio temperamento y personalidad

Cuando comparamos damos el mensaje de que se desea que el hijo sea diferente a cómo es.

Además, si les presionamos para hacer algo cuando no están listos para hacerlo podemos confundirles y minar su confianza. Por ejemplo: “leer vocalizando estupendamente porque su hermano ya lo hace”

Por tanto, los padres deben saber que cada hijo es particular. Al comparar a los unos con los otros se desarrolla un sentimiento de rivalidad innecesario y hacer creer a los niños que no es suficiente ser como son.

3.- “No llores”

O sus variantes como: “no estés triste”, “no seas bebé”, etc.

Muchas veces los niños pequeños no tienen la posibilidad de expresar sus sentimientos con palabras y por eso utilizan el llanto para manifestarse.

Diciendo este tipo de frases no ayudamos a los pequeños a sentirse mejor e incluso les podemos estar mandado el mensaje de que sus emociones no son válidas

Al pedirle que reprima sus sentimientos y calle sus emociones, se empuja a un niño a que crezca y se convierta en un adulto que no sabe expresarse de manera adecuada y que encima se siente culpable por ello.

4.- “Si no te portas bien…”

Cuando se utilizan las amenazas, por lo general es cuando los padres están frustrados  y  se ha demostrado que éstas  no son efectivas para cambiar el comportamiento.

El problema de utilizarlas es que tarde o temprano se tienen que cumplir porque si no pierden sus poder.

Con este tipo de frases al niño le llega la idea de que solo será valorado en la medida que haga lo que se espera de él o lo que los demás quieren. Es decir, que debe de cumplir las expectativas que otros tienen de él y dejar de ser él mismo.

Así que es más eficaz utilizar otro tipo de técnicas constructivas como retirar al niño de la situación, o la redirección antes de usar amenazas o azotes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s