Escuela infantil Vs. Cuidadora

el

perfil web

Escrito por Borja Quicios

Cuando la madre y el padre se reincorporan al trabajo después de sus respectivas bajas llega el momento de volver a las rutinas. Y ahora, ¿Qué podemos hacer con el niño? ¿Quién lo va a poder cuidar?

Algunas familias pueden optar por dejarlo al cargo de un familiar como pueden ser los abuelos, tíos, etc.  pero muchas veces esta opción no existe. Entonces, es cuando los padres deben hacer frente a la decisión de llevar al pequeño a la escuela infantil o, por el contrario, elegir que se quede en casa con una cuidadora.

Muchos especialistas creen que no es positivo que los niños vayan a escuelas infantiles antes de los tres años, pero otros si lo creen debido a la estimulación que la escuela puede ejercer en los pequeños y piensan que el contacto con otros niños es la manera más adecuada para iniciar el aprendizaje.

Sin embargo, muchas veces no depende tanto de factores educativos y sí de factores económicos, prácticos y familiares.

Dependiendo de estos factores vamos a ver qué ventajas y desventajas tiene cada elección.

Cuando elegimos la escuela infantil

Ventajas

  • El niño socializa. Cuánto antes los bebés tengan contacto con otros bebés, mejor. Así opinan los padres que creen que la socialización de su bebé es muy importante. En este entorno el niño aprende las normas sociales como saber compartir, aprender a comer de todo, a jugar y a comportarse bien.
  • Estimulación. La escuela infantil no es solo un espacio en el que dejar a nuestros hijos “aparcados”. Es un lugar en el que se aborda el desarrollo psicológico, emocional y físico de los pequeños Donde es…
  • Cuidado por profesionales. Allí trabajan personas tituladas y con experiencia, preparadas para atender a los niños a la perfección.
  • Lo bueno de los virus. Es que aunque contraiga más enfermedades que los niños que están en casa, eso ayuda a que su sistema inmune se fortalezca.

Desventajas

  • Los horarios. Los horarios no siempre consiguen adaptarse a las agendas de trabajo de los padres. Lo que puede hacer que sea difícil encontrar una escuela que cuadre bien con los tiempos o que se incremente el precio por las horas extras.
  • Menos personalización. En muchas escuelas debido al ratio tan amplio de niños, el pequeño dejará de ser el centro de atención y será más difícil que una persona esté pendiente de él todo el rato.
  • No es su ambiente. Al principio, en el periodo de adaptación el niño se siente lejos de su ambiente seguro y no reconocer lo que le rodea le puede producir ansiedad
  • Lo malo de los virus. Al compartir instalaciones con otros niños, siempre existe el riesgo de padecer alguna enfermedad. En este caso la guardería no se responsabiliza por bebé. Los padres deben buscarlo y cuidarlo en casa, ya que hay riesgo de que el niño pueda contagiar a los demás.

escuela-infantil.jpg

Cuando elegimos una cuidadora

Ventajas

  • Se mueve en su ambiente. El estar en un ambiente familiar y conocido hace que se creen vínculos más fuertes entre el niño y su casa. Eso le dará más seguridad y confianza en sí mismo.
  • Trato individualizado. La persona que le cuide estará solo pendiente de él (si no tiene que hacer otras actividades en la casa como limpiar, hacer la compra, etc.) Esto hace que se creen vínculos fuertes entre el cuidador y el niño.
  • Los virus. El niño enfermará menos al no estar en contacto con tanta gente en un mismo espacio.

Desventajas

  • El coste económico. El cuidado y la atención personalizados al bebé pueden costar caro o menos caro a una familia, dependiendo del nivel de preparación que tenga la cuidadora
  • Está solo. Al no estar en un entorno con sus iguales el pequeño no desarrollará sus relaciones sociales. Además puede aburrirse, o convertirse en un niño más tímido, menos sociable y más autoritario. Para que aprenda a socializar se requiere mucha atención por parte de los padres.
  • Sin rutinas. En la escuela infantil aprenderá hábitos rutinarios que en casa no aprenderá como por ejemplo tener un horario fijo en el que levantarse, desayunar, etc.
  • Menos estimulación. Al no estar con otros niños no recibirá tantos estímulos. No aprende a compartir, ni a relacionarse con otros, por lo que puede atrasar su desarrollo. Además, deja de aprender normas sociales que no interioriza hasta que se relaciona con sus iguales.

cuidadora

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s