Trabajar la Psicomotricidad fina y gruesa desde casa.

el

elisa perfil

Escrito por Elisa Figueras  Rábamo

La Psicomotricidad hace referencia a la consciencia y control del cuerpo, tanto de la cabeza, tronco y las extremidades (Psicomotricidad gruesa), como de las manos y de los dedos (Psicomotricidad fina).

Gracias a la práctica de las habilidades psicomotoras, somos capaces de tener una imagen corporal de nosotros/os mismos/as que nos permita controlar nuestro cuerpo e interactuar con las demás personas y con el mundo que nos rodea.

Existe un amplio abanico de ejercicios que ayudan a la estimulación psicomotriz, tan imprescindible en el desarrollo de los niños y niñas. En estas edades, se está en plena evolución y cambio siendo un momento crítico, por lo que la puesta en práctica de la Psicomotricidad servirá de catalizador en el área cognitiva, emocional y conductual.

En este artículo, os vamos a proponer, a modo de ejemplo, diferentes y sencillas actividades que se pueden llevar a cabo en casa. Estas tareas deben ser vistas como un juego, no como una obligación, pues así se podrá trabajar diariamente sin que haya conflictos a la hora de practicarlos, resultando una actividad significativa y gratificante.

psico en casa

¿Qué juegos y dinámicas podemos hacer desde casa?

Para el desarrollo de la Psicomotricidad fina, se pueden realizar manualidades y cualquier actividad que implique la estimulación de las manos y los dedos, como puede ser:

  • Hacer bolitas con papel de seda y después pegarlas en cartulinas formando dibujos, hacer calendarios, carteles,….
  • Pintar y colorear con témperas, usando pinceles o las propias manos.
  • Hacer figuras con plastilina o arcilla
  • Escribir cartas o cuentos
  • Hacer marionetas con calcetines y jugar con ellos
  • Recortar muñecos con tijeras o punzones
  • Masajear o hacer cosquillas en las manos y dedos

Para el desarrollo de la Psicomotricidad gruesa se aconsejan dinámicas, juegos y/o actividades que se pueden hacer en casa o en la calle. Hay que tener en cuenta que el niño o la niña debe tener un espacio donde desenvolverse y siempre ir poco a poco, de forma segura para evitar que se haga daño o se frustre innecesariamente.

Podemos empezar con actividades donde se ponga en juego la coordinación de las manos, después la de los pies, a continuación de la cabeza y el tronco. Por último, sería una combinación de todas:

  • Para la coordinación de manos se puede utilizar una o varias pelotas, que se podrán botar, encestar, hacer malabares, También se puede lanzar a otras personas o para derribar diferentes objetos, como en el caso de los bolos.
  • Para trabajar con los pies, se puede saltar, andar con puntillas o con el talón, subir y bajar escaleras, dar patadas a un balón, etc.
  • En el caso de la cabeza y el tronco se puede dar toques con una pelota o hacer ejercicios rotarios del cuello
  • Ya para la combinación de todas las partes del cuerpo, son básicos los juegos clásicos como saltar a la comba, jugar a diferentes deportes como el fútbol o el baloncesto, y cualquier otra actividad al aire libre.

Estas actividades os pueden servir de punto de partida ya que existen multitud de ejercicios que pueden ayudar, además de poder crear vuestros propios juegos dejando volar la imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s