10 ideas que todo padre y madre con hijos adolescentes deben conocer

el

perfil

Escrito por Gonzalo Ibarra Morell

Tener un hij@ no es como tener una lavadora. No hay instrucciones que vengan de su mano. La experiencia nos dirá cómo actuar ante ciertas situaciones.

familia

Qué podemos hacer

Nunca está de más dejarse aconsejar y cumplir una serie de ideas que a continuación te presentamos.

1.- No hagas con tus hij@s, lo que nunca quisiste que te hicieran a ti. Lo cierto es que todos hemos sido adolescentes y hemos pasado por momentos felices y complicados. Por eso mismo, como padre/madre, debes intentar no reproducir los errores pasados con tus hij@s.

La forma con la que tratemos a nuestros hijos adolescentes, influirá en los procesos de comunicación y convivencia.

2.- Escúchales. Muchos padres/madres se quejan constantemente al tener que repetir las cosas una y otra vez; que no escuchan; que no atienden. Pero, ¿Les has escuchado tú a ellos? Todos los adolescentes, como seguramente tú, nos hemos sentido incomprendidos en algún momento de nuestra vida, por eso, trata de verle como un adolescente, con pensamientos adolescentes y actitudes propias de un adolescente. Deja que crezca a su ritmo.

3.- Transmíteles confianza. Muestra que les entiendes y habla con ellos de forma relajada. Normaliza todas aquellas situaciones que a ellos les de apuro hablar. Si ven que tú hablas de ello, ellos acabarán por hablar.

4.- No les juzgues. Nadie, salvo un juez, tiene potestad para juzgar. Repetimos que los adolescentes son personas que poco a poco van construyendo su personalidad adulta, por lo que lo más normal es que durante esta etapa, se comporten u opinen de forma incoherente o incorrecta.

5.- Elimina ciertas frases y comportamientos. Deja atrás todas las frases del tipo ¿Cuándo crecerás? Estas palabras les hacen sentirse inferiores y deterioran su autoestima. Comportamientos del tipo “Te castigo, pero al final te levanto el castigo” no son los más indicados con adolescentes, puesto que estas acciones se repetirán con más frecuencia, y al final el propio adolescente, tendrá el control; en otras palabras, habrá ganado la partida.

6.- Reconóceles que destacan en diferentes aspectos. Ser adolescente no es solo un proceso de cambio, sino también de aceptación, y es que muchos adolescentes buscan la aceptación social con sus iguales. Estúdialos, obsérvalos e identifica en qué destacan. Luego, hazles saber cuáles son sus puntos fuertes. Esto ayudará a que su autoestima se mantenga, pero, cuidado, avísales de sus puntos débiles. Todos tenemos debilidades y pueden ser mejoradas. Si simplemente hacemos caso de los puntos fuertes, estaremos contribuyendo a formar a un adolescente con muchas posibilidades de ser egoísta, egocentrista y narcisista.

7.- Recuérdales que todos nos equivocamos. Habrá momentos en que incluso tú, te puedas equivocar al educar a tus hijos. Sé sincer@ con ell@s. Demuéstrales que todos nos equivocamos y que merecemos una segunda oportunidad. Si haces lo contrario, es muy probable que en futuros conflictos experimenten situaciones de rencor y rabia, y acaben tomando ell@s el control por la vulnerabilidad.

8.- Se fiel a tus principios. Los adolescentes son muy inteligentes, y se las apañarán hasta dar con aquello que te haga cambiar de opinión. Sé tajante con tus ideales, pero valorando todas las posibilidades que se presenten; sopesa, y decide.

9.- No seas un padre/madre enrollad@ ni el “mejor amig@ de tus hij@s. Ningún adolescente ha querido tener de amigo a sus padres, asúmelo. Todos, hemos querido más libertad con respecto a nuestros padres/madres durante la adolescencia, y una distancia cercana en la adultez. Ello no quiere decir que hayamos dejado de querer a nuestros padres. Simplemente, vamos viviendo situaciones más independientes. Además, si adoptaras la actitud de ser enrollad@ con tus hij@s, se sentirían un tanto avergonzados ante la mirada evaluadora y juzgadora de sus iguales. En vez de ser un padre/madre enrollad@, trata siempre de apoyar a tu hij@, de darle un abrazo cuando lo necesite, o escucharle; de pasar tiempo juntos al menos una hora, y disfrutar de su presencia.

10.- Reconócete el trabajo bien hecho, y quiere a tus hij@s por encima de todas las cosas. Nunca está de más reconocer cuándo hacemos algo bien, incluso cuando somos padres/madres. No abuses, pero tampoco carezcas de reconocimientos y disfruta del mejor regalo que te ha dado la vida, tus hij@s.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s