En el Embarazo… Relájate

el

perfil elena

Escrito por Elena Martín

En un post anterior comencé afirmando: “La idea que siempre se nos ha trasmitido sobre la aventura de ser padres, es lo maravilloso que es el embarazo, ese estado de satisfacción y felicidad plena, pero hay mucho más detrás de ese desconocido momento. A casi todo el mundo se le viene una imagen a la cabeza de una mujer sonriente tocando su prominente tripa, pero fuera de mitos empieza una época llena de muchos sentimientos, en ocasiones encontrados y no siempre positivos”

El embarazo tiene muchos momentos en los que se puede sentir estrés, ya sea por el movimiento hormonal que se está produciendo, como por la incertidumbre a lo desconocido o  la preocupación por el bienestar del futuro bebé y el desarrollo del parto; incluso nos puede llegar a preocupar la nueva vida que nos espera después del nacimiento.

Este estrés no canalizado puede llevar a la madre a presentar un cuadro de ansiedad o incluso depresión; llegado este momento el cuerpo generará hormonas del estrés, que circularán por su torrente sanguíneo traspasando incluso la placenta, afectando así, no sólo a la madre con complicaciones en el embarazo, sino también al feto. El bebé estará en pleno desarrollo y con él su sistema nervioso; numerosos estudios afirman que las catecolaminas y cortisol (hormonas del estrés), no sólo traspasan la placenta sino que afectan directamente al feto y a su sistema nervioso, pudiendo desarrollar en el fututo un Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), tener problemas emocionales y/o conductuales o menor desarrollo mental y psicomotor.

estres

Consejos y alternativas

Por ello se ha de intentar prevenir estas situaciones e intentar canalizar los sentimientos cuando se produzcan. Para ello te propongo una serie de consejos y alternativas:

  1. No estás sola:

Ante todo, y lo más importante… NO ESTÁS SOLA… es importante tener una red de apoyo externo (amigos, pareja, familiares…) con los que compartir los sentimientos, preocupaciones y experiencias que se vayan teniendo.

En caso de necesidad, siempre hay profesionales que pueden ayudarte a entender el proceso y regular la tensión que te pueda estar produciendo, no tengas miedo a recurrir a ellos, es más normal de lo que parece.

Además te puedes apuntar a las clases de preparación al parto de tu Centro de Salud, donde no sólo compartirás vivencias muy similares con otras mujeres que esperan como tú, sino que además conocerás en estas clases los los hitos y pasos que va a ir sufriendo tanto tu cuerpo como el bebé y su desarrollo, y también podrás ir resolviendo incertidumbres y dudas sobre el parto para poder afrontarlo sin temor.

  1. Alimento y vida saludable para los dos:

No te alimentes por dos, pero sí para los dos… muchas veces una mala alimentación afecta a los niveles de estrés. Los alimentos que contienen vitamina B ayudan a la liberación de la hormona de la serotonina, una hormona monoamina neurotransmisora y antiestrés.

Alimentos como el pescado azul, los huevos, legumbres, los frutos secos, las verduras, las frutas o el chocolate, contienen agentes que ayudan no sólo a segregar serotonina, sino que además contribuyen a una completa alimentación. Para conocer más sobre la serotonina, efectos y consejos alimenticios: https://www.lifeder.com/alimentos-ricos-serotonina/

También es recomendable moverse un poco, hacer deporte moderado, pasear tomando el sol… reducen la tensión. Ten en cuenta que estás embarazada, todo el ejercicio físico con cierto nivel de esfuerzo que hagas debe ser bajo la supervisión de personal especializado, debe ser una actividad segura para ti y para el bebé.

  1. Descansa:

Es importante para la mujer embarazada tener una buena condición física, eso no sólo se consigue paseando, nadando… también es importante el descanso; es algo que parece fácil pero que en muchas ocasiones a las mujeres embarazadas les cuesta conseguir: trabajo, preparativos para la llegada, insomnio del embarazo…

Es esencial tomarse momentos durante el día para relajarte, parar la actividad, poner los pies en alto y respirar mientras dejas la mente en blanco… es bueno para ti y esencial para el bebé, ¡no hay excusas!

  1. Técnicas de relajación

Son de gran ayuda para recuperar la paz interior. Es aconsejable encontrar un momento al día y practicar durante 15 – 20 min la que más te ayude y/o te guste:

  • Relajación muscular: con un fondo de música relajante, preferiblemente sin mucha luz, túmbate bocarriba en una colchoneta y cierra los ojos. A continuación debes ir visualizando cada parte de tu cuerpo e ir poniéndolas en tensión muscular para relajarlos después, haremos lo mismo con los músculos de la cara. El objetivo es ir liberando tensión de tu cuerpo y relajando la mente.
  • Relajación corporal: similar a la anterior, pero en este caso no tensamos los músculos; mientras visualizamos las partes de cuerpo, vamos notando cómo van pesando cada vez más, como si se fueran pegando al suelo atraídas por un imán una a una.
  • Meditación: debes sentarte cómodamente, cerrar los ojos e intentar concentrarte en la respiración; ésta es importante que sea profunda y desde el abdomen. Se cogerá una frase mantra, por ejemplo: “todo va a salir bien”, que se repetirá durante todo el tiempo.
  • Visualización: Consiste en visualizar un lugar que te haga feliz, en el que te sientas tranquila e intentar trasportarte usando todos tus sentidos: oído, olfato, tacto, vista…
  1. Yoga o Pilates para embarazadas

El Yoga o el Pilates son ejercicios muy beneficiosos durante el embarazo, ya que ayudan a mantener el cuerpo flexible, lo que te beneficiarán no sólo durante el embarazo sino también en el parto. Además el yoga enseña técnicas de relajación.

¡IMPORTANTE! Siempre acude a un sitio especializado en embarazos, en caso contrario puede ser perjudicial.

  1. Cuídate

Recibir un masaje, una cena con las amigas, un viaje con tu pareja… ¡DISFRUTA! Reír y pasarlo bien es bueno y bueno en cualquier momento, mucho más ahora.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s