¿Qué hacer si tu hij@ tiene un Trastorno del Espectro Autista? Parte I

perfil

Escrito por Gonzalo Ibarra Morell

Que a tu hijo le diagnostiquen un Trastorno del Espectro Autista es algo duro, costoso de asimilar, e incluso a veces acarrea estragos en la vida familiar. Pero, no hay que sentirse adversos ante este golpe que a simple vista parece “muy duro”. Como en muchos otros trastornos, el Trastorno del Espectro Autista se puede presentar en diferentes grados, que pueden ser; leves, moderados o severos /altos. Lo que tienes que tener muy claro como padre/madre, es que nunca puedes tirar la toalla.

El Trastorno del Espectro Autista afecta, en medida de su propio grado, principalmente a las áreas de la comunicación y la interacción social, y en menor grado, la metacognición. Como padre/madre, es un momento duro, en el que desconoces cuál será el futuro de tu hijo/a, pero, no des nada por sentado, ya que existen multitud de opciones y recursos para hacer que tu hijo pueda comunicarse e interaccionar con sus iguales.

Conociendo el Trastorno del Espectro Autista

Se trata de un trastorno neurológico, que principalmente dura toda la vida. No es raro que se presente en todos los grupos raciales, aunque existe un factor que lo diferencia de otro tipo de trastornos; y es que su aparición es cuatro veces más frecuente en niños varones que en mujeres.

Por regla general, su diagnóstico y posterior dictamen oficial, se produce a la edad de 3 años, con el objetivo de descartar otros posibles trastornos o retrasos en el desarrollo madurativo. Aun así, puede diagnosticarse dicho trastorno a partir de los 6 meses, momento en el que empiezan a manifestarse los primeros comportamientos propios del trastorno.

¿Cómo se diagnostica?

Se trata de un proceso un tanto denso. Como ya hemos mencionado, no se sabe con exactitud si se trata o no de dicho trastorno hasta pasada una cierta edad, por lo que lo más normal es que asistas a diferentes observaciones y entrevistas con neurólogos, logopedas, pediatras, psicólogos y psicopedagogos. Todos ellos tratarán desde sus campos de investigación, de descartar o reafirmarse en sus diagnósticos. Posteriormente, la Administración realiza un dictamen oficial con toda la documentación, informes e historiales clínicos realizados.

 ¿Qué comportamientos implica el Trastorno del Espectro Autista?

Los niños con Trastorno del Espectro Autista, suelen manifestar comportamientos repetitivos u obsesivos. Suelen ser temporales discontinuos, es decir, se repiten durante un determinado tiempo, pero su duración total se desconoce. De vez en cuando, varían, en función de las condiciones sociales o físicas en las que se encuentre tu hijo/a.

Los comportamientos más comunes en los niños con dicho trastorno suelen ser:

  • Falta de socialización
  • Alteraciones en los procesos del habla
  • Espasmos o tics musculares
  • Estereotipias (frotes fuertes en las manos o pies)
  • Balanceo
  • Llantos, balbuceos y gorjeos
  • Gritos
  • Pequeños golpes repetitivos en la parte frontal de la cabeza
  • Obsesión por objetos cotidianos (pomos de puertas, llaves, cremalleras, enchufes, etc.)

Otro tipo de comportamientos pueden ser:

  • Repetición constante de vocablos
  • Gestos de naturaleza extraña o sin sentido
  • Salivación excesiva (puede ir acompañada de escupitajos)
  • Ansiedad y estrés
  • Excitación y actividad incesantes
  • Establecimiento de juegos de naturaleza desconocida, sin componentes aparentemente simbólicos

comportamientos tea

No desesperes; se puede controlar

Actualmente, existe medicación lo suficientemente eficaz como para controlar la impulsividad de los niños que presentan algunas de las características que se han descrito. La medicación es muy variada en función del grado de autismo que presenten, y debe estar prescrita por un médico pediatra, neurólogo o psiquiatra. Puedes obtener más información acerca de ello en la unidad de pediatría o neurología de tu centro hospitalario de confianza.

 ¿A nivel escolar?

Si a tu hijo/a le han diagnosticado el Trastorno del Espectro Autista, su proceso educativo dependerá mucho de la forma en la que este se aborde. Es esencial que haya una atención temprana de calidad para estimular, controlar y optimizar los desajustes, comportamientos y atisbos de corrección que se presenten. Existen los denominados Centros de Integración Públicos y Privados (muy a menudo, actúan como Centros de Referencia), localizados en todo el territorio nacional, donde se escolarizan a alumnos con múltiples características, trastornos y retrasos.

Una particularidad de dichos centros, es que cuentan con recursos y espacios físicos lo suficientemente útiles como para trabajar todas las manifestaciones que caracterizan dicho trastorno.

Dependiendo del grado del trastorno y de los refuerzos que desde el núcleo familiar se establezcan, un niño puede desarrollar perfectamente su escolarización en un centro ordinario, contando con el apoyo de logopedas al servicio del centro (Centro Privado o Concertado) o logopedas externos (empresas privadas, dado que su escolarización se desarrolla en un Centro Público)

Debes tener claro que el Trastorno del Espectro Autista no tiene medios totalmente eficaces, tratamientos ni curas definitivas. Como ya hemos dicho, se trata de un trastorno y su ejecución varía en función de cada persona que lo padece. Aun así, es posible que algunas manifestaciones varíen con el tiempo, se modifiquen o desaparezcan (aparecen nuevas)


Si quieres saber más sobre el Trastorno de Especto Autista visita haz click en:

¿Qué hacer si tu hijo/a tiene un Trastorno del Espectro Autista? Parte II

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s