El reto de ser padres.

perfil web

Escrito por Borja Quicios

Cuando escuchamos la frase: “mi vida ha cambiado por completo” proveniente de otras personas que han sido padres en tu entorno, o en los medios de comunicación se crea un debate, tanto interno, como externo que trata de contestar a preguntas como: ¿Será para mejor?, ¿Sera para peor? Respuesta que en todo caso depende únicamente de nuestro propio punto de vista

Realmente,  tener un hijo no cambia literalmente la vida, sino que es uno de los acontecimientos que la transforma.

Por tanto, los cambios que se van dando no han de tomarse como una sentencia sino como un desafío, una oportunidad de aprendizaje, de sumar experiencias vitales y de crecer

Nadie dijo que fuera fácil

Los hijos tienen unas necesidades que han de ser cubiertas. Cuando son bebés recién nacidos  las demandarán a todas horas; a medida que crecen este reclamo va menguando hasta que se hacen independientes.

Por tanto, un hijo requiere atención y necesita que sean los padres los que se adapten a su ritmo y no al revés. Esto conlleva postergar necesidades propias como disfrutar de tanto tiempo de ocio, del tiempo en pareja, etc.

Ahí es donde llega la dificultad. Vivimos en una sociedad en la que en el mundo laboral todo se exige para antes de ayer, donde el esfuerzo no se valora lo suficiente, donde hay que trabajar a todas horas para poder pagar la subsistencia. Una sociedad en la que  tu entorno se ve obligado a ayudarte y darte mil y un consejos contradictorios.

Tener ayuda del entorno familiar, que el niño duerma más o menos por la noche, que llore o no son matices que lo hacen más o menos llevadero.

Lo importante es que se tenga claro que al tener un hijo, la vida familiar pasa a girar en torno al niño y que los padres y las madres pasan a ser actores secundarios. No tenerlo, supone una paternidad llena de frustración

nadie-dijo-que-fuer-facil

Qué cambios se dan cuando se tiene un hijo

Todo el mundo te dice que la vida se transforma cuando tiene un hijo, pero no se sabe hasta que lo tienes. No es algo negativo, se sufren cambios en muchos aspectos cotidianos como:

  • En casa, en el trabajo y en la vida hay un nuevo orden. Aceptarlo es clave para ser feliz y disfrutarlo
  • Se disfruta a fondo los momentos de silencio. Momentos para ti mismo.
  • Aprendes a improvisar.
  • El tiempo va a otro ritmo. ¿Dónde se esconden las 24 horas del día? Me falta el tiempo.
  • Los momentos en pareja son breves, pero se aprende a disfrutarlos

También se dan cambios más transformadores y emocionales como:

  • Darte cuenta de que puedes sobrepasar los límites de cansancio pero puedes seguir siendo capaz
  • Sentir un amor hacia el hijo incomparable
  • La palabra sacrificio deja de significar sufrimiento

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s