La crianza del siglo XXI. La sobreprotección

perfil web

Escrito por Borja Quicios

Según los expertos, los únicos responsables de la crianza sobreprotectora son los padres.

En la sociedad de hoy en día los padres pueden dedicarles menos tiempo a los pequeños debido a los horarios laborales que deben ejercer. Esto hace que a los adultos les cueste decir que no, o establecer obligaciones.

Los cambios sociales que se han dado a lo largo de estos años hacen que además de los  motivos que mueven a los padres a ser sobreprotectores, se le añadan otros matices como:

  • El cambio de modelo familiar. El tamaño de la familias, la edad de los padres, las maneras de educar, etc. Son factores a tener en cuenta.
  • El cambio de entorno. El cambio al entorno urbano hace que se haya perdido el control sobre lo que nos rodea. No se conoce del todo a los vecinos por lo que el niño ya no juega solo tanto en la calle. Hoy en día se ve al hijo como algo a lo que proteger.
  • La sobreinformación. Existe una sobreinformación por parte de los medios. Se aumentan las alarmas y esto hace que vivamos en una sociedad del miedo cuya solución sea sobreproteger al ciudadano. Por lo que la frase: “la sociedad a cambiado” sea el escudo de justificación de los padres cuando sobreprotegen a sus hijos.

El problema de la sobreprotección

¿Dónde radica el equilibrio entre ayudar a un hijo y sobreprotegerlo? Esa es la pregunta que debemos contestar para encontrar la solución a un problema al alza en nuestra sociedad.

Hoy en día encontramos a los llamados “padres helicóptero”. Estos son padres que van más allá de proporcionarles  un ambiente y una educación adecuada a los pequeños. Son personas profundamente dedicadas a sus hijos que les guían y  les marcan el camino a seguir quitándoles su poder de  decisión y dificultándoles la capacidad para ser autosuficientes.

La preocupación y protección exagerada que hay  hacia los niños es tal que la relación que existe entre los padres y los hijos llega a ser tóxica sobrepasando los límites de lo que se considera psicológicamente saludable. Los padres asumen un rol híper-protector, queriendo resolver todos los problemas de sus hijos e, incluso, tomando todas las decisiones (trascendentes e intrascendentes) por ellos.

En la práctica, se infravalora el poder de acción y las capacidades de los hijos, y los padres están  listos  en todo momento para el rescate; Organizan la agenda de sus hijos, se encargan de eliminar cualquier problema de su camino y siempre están pendientes de sus resultados.

La presión que ejercen los padres helicóptero no acaba en la infancia. Este tipo de padres no entienden ni de edad, ni de estatus. A lo largo del tiempo siguen ejerciendo su papel, como por ejemplo, preguntando a los profesores por sus malas notas en la universidad o  acompañándoles a sus entrevistas de trabajo

Consecuencias de la sobreprotección

Cuando se sobreprotege a un hijo se suelen dar unas consecuencias inversamente proporcionales a lo que se está buscando. Muchos adultos creen que con este tipo de crianza están ayudando al niño en su desarrollo pero, en cambio, con la híper-protección lo que se consigue que los haya niños que presenten más miedos, conflictos emocionales y ansiedad. Se consigue  que los niños sean vulnerables y que tengan falta de seguridad en sí mismos.

Además, se da en los niños falta de responsabilidad, carencia de autonomía y falta de iniciativa

Características de los padres helicóptero

Este tipo de padres caen en tópicos que les delatan como padres sobreprotectores como:

  • Híper-estimulan a los hijos. Les cargan con muchas actividades extraescolares con la excusa de “estar bien preparados para la vida”, cuando lo ideal es que se tengan 2 actividades extraescolares, siendo una de ellas de carácter deportivo. Además esto puede ser un arma de doble filo, ya que muchas veces el niño ha de romper el compromiso de realizar tantas actividades debido a que los padres creen que no va a poder con todo.
  • Hablan el plural. Al tomar las responsabilidades del niño como suyas propias. Absorben la identidad del niño sin darse cuenta, afectando a sus responsabilidades
  • Los niños en la burbuja. Los padres se convierten en su voz y conciencia. No les dejan resolver sus propios problemas por miedo a que no lo hagan bien. De esta manera el niño nunca desarrollará las habilidades necesarias para la resolución de conflictos
  • Complacer todo el rato. De este modo los niños creerán que son el centro del universo.

Tipos de padres helicóptero

Según Cary Anderson, doctora en Educación de la Universidad Saint Joseph de Filadelfia, la sobreprotección de los padres  se manifiesta de tres formas diferentes:

  • El helicóptero de combate. Este tipo de padre se lanza en picado y lucha por sus jóvenes. Es normalmente el padre helicóptero que los administradores y empleados de la escuela encuentran de menor ayuda.
  • El helicóptero de tráfico. este padre proporciona guías a sus jóvenes, y les ayuda a tomar las decisiones apropiadas a lo largo de sus vidas. La diferencia entre este helicóptero y el helicóptero de combate es que el helicóptero de tráfico finalmente permite al estudiante seguir su propio camino.
  • El helicóptero de rescate. La función de este tipo de padre es sacar a sus jóvenes de la situación de crisis y llevarlos a lugar seguro, o proporcionarles suministros para que vuelvan a ponerse en pie.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s