Ensayo: ¿Realmente es amor?

Este ensayo sobre la sobreprotección de los padres hacia sus hijos que publicamos a continuación,  ha sido escrito por Adriana S. Santiago Sáez una seguidora de “de hijos y padres”

“Cada vez que les sobreprotegemos les quitamos los anticuerpos del futuro”.

– Anna Mascaró

El amor ellos es indispensable en nuestras vidas.  Ese amor que ellos nos brindan nace desde que saben que venimos en camino.  Solamente el saber que venimos por ahí, hace que nos amen sin importar las dificultades, problemas o percances.  Ellos nos quieren complacer en todo, nos quieren amar y sobre todo nos quieren cuidar de todo lo que nos pueda afectar.

El amor hacia nosotros no tiene fin y el querer protegernos tampoco, ya que nosotros somos los hijos de ellos.  El sobreprotegernos a nosotros en un futuro es perjudicial.  Estas acciones de ellos  pueden afectarnos en cualquier momento de nuestras vidas.  Quizás ellos no lo vean desde ese punto, pero es la realidad que vivimos.  Somos un árbol en crecimiento que poco a poco florecerá.  Su amor y sus miedos son tan inmensos que, por lo tanto, no quieren que nos ensuciemos o pase algo mientras comemos o jugamos.  En esta vida todo tiene un límite y ellos deben saber hasta dónde pueden llegar.  La sobreprotección no es amor, sobreprotegernos nos daña.

Según Ana Muñiz, en el artículo titulado Como la sobreprotección puede perjudicar a los niños, indica que ellos son sobreprotectores por miedo a que a nosotros nos pase algo.  Esto que ellos hacen impide que los árboles en crecimiento toleren las frustraciones que encontraran en su camino.  Si ellos nos mantienen en jaula, nosotros no aprenderemos de las consecuencias de nuestros actos, estén bien o mal.  Cuando ellos toman la iniciativa de mantenernos enjaulados pueden causar que nosotros nos pongamos rebeldes, desobedientes e indisciplinados; ya que ellos no nos dan la libertad que nosotros, dependiendo de nuestra edad, necesitaremos.  Cuando sentimos que el tiesto es muy pequeño para nuestro gran desarrollo, sentimos que nos asfixiamos y estos se vuelven irritables, agresivos, ya que no obtiene lo que quieren y suelen ser más inmaduros.  Por otro lado, cuando nosotros pasamos por esto, no aprenderemos cuales son nuestros miedos, no aprenderemos a ser responsables y solemos ser inseguros. Cuando ellos nos retienen en jaula y no nos dan la libertad necesaria, nosotros no aprenderemos de las experiencias negativas por nosotros mismos.  Esta jaula, va acompañada de poco afecto, que puede estar asociada a que ellos estén pasando por problemas de ansiedad, depresión, obsesión y/o baja autoestima.  En algunos casos esto puede ser perjudicial para nosotros, ya que, si ellos nos dan mucha libertad y nosotros no sabemos hacer las cosas, podemos llegar a caer en malos pasos como robar, consumir drogas y/o alcohol muchas veces inducido por la libertad y la mala influencia de amistades.  Sin embargo, esto no justifica que la libertad sea sinónimo de caer en malos pasos, ya que, luego que nos orienten y nos brinden la confianza necesaria, podría haber un balance.  Sobreprotegernos a nosotros nos daña.

Un artículo publicado en Mejor con Salud indica y explica que si ellos nos ofrecen todo lo que nosotros le pedimos, pensando que nos hacen felices, lo que ellos consiguen es darnos una visión equivocada de la vida.  Lejos de ayudarnos, ellos lo que hacen es ponernos barreras para nuestro crecimiento personal y emocional.  Algo necesario, para el desarrollo emocional de nosotros, es que ellos nos ofrezcan diferentes oportunidades en la vida.  Educarnos dentro de esta jaula es educarnos con inseguridades, es limitar el desarrollo emocional de nosotros y en un futuro, provocar que seamos adultos inmaduros y/o egoístas.  Una cita celebre dice: “Sobreproteger para evitar que sufra es como enjaular para evitar que escape”.  Sobreprotegernos a nosotros nos daña.

Entonces, ¿Crees que es bueno encerrarnos dentro de una jaula?  Para evitar todas estas cosas entre nosotros, debes saber cómo obtener un balance en nuestro crecimiento, debes confiar en nosotros y así evitaríamos muchos problemas.  Eso que consideran amor, es dañino para nuestro desarrollo; sobreprotegernos a nosotros nos daña.

¿Realmente es amor?/ ensayo argumentativo/ A. Santiago Sáez.  Este material está protegido por derechos de autor.  Toda copia parcial, total o publicación en otra página en línea está prohibida©(3 de mayo de 2016). Todos los derechos reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s