El valor de ganar

Para que la victoria y la fama no se conviertan en el objetivo de individuos-robot dedicados únicamente a su cometido y, por el contrario, desconocedores del resto, educadores y entrenadores deben recuperar, a juicio de Tony Schwartz, los auténticos valores de la victoria:

  • Los ganadores se esfuerzan, perseveran y continúan mejorando en lo que hacen, más allá de si consiguen o no la victoria.
  • Los ganadores tienen objetivos, que proporcionan dirección y motivación, pero reconocen que la satisfacción prolongada proviene de la experiencia diaria de acercarse un poco más a un objetivo dado. Una actitud en la que resuenan taoísmo, eudemonismo y estoicismo: el buen viajero sin planes fijos ni la intención de llegar.
  • Los ganadores no tienen miedo a perder: aprenden de la derrota y se cultivan perdiendo.
  • Los ganadores no usan sus habilidades sólo en beneficio propio, sino que se sirven de ellas, o de su reconocimiento, para devolver a la sociedad. ¿Filantropía moderna o buenismo sin fundamentos? Lao Tsé: “El hombre sabio no acumula. Cuanto más ayuda a los otros, más se beneficia él mismo. Cuanto más da a los otros, más obtiene él mismo”

En esta dificil tarea de educar a los hijos resulta esencial que comprendan que unas veces se gana y otras se pierde, que no saber perder hará que se ganen la antipatía de sus compañeros y que ser un tramposo para lograr la victoria sólo conseguirá que los demás le cuelguen el cartel y prefieran no jugar con él porque no practica el juego limpio.

enseñar a conseguir los objetivos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s