Qué hacer cuando se dan las pesadillas

Mientras dormimos, en el cuerpo se suceden varios ciclos de sueño que han sido estudiados y clasificados en distintas fases. Una de esas etapas se caracteriza porque en ella se desarrollan los sueños. Es una fase curiosa en que los músculos están en el máximo estado de relajación, pero otros sistemas corporales muestran una gran activación. Las partes de nuestro cerebro relacionadas con los recuerdos recientes, las emociones y las imágenes visuales tienen una gran actividad y son ellas las que forman los sueños y las pesadillas.

Para empezar trataremos de definir, ¿Qué son las pesadillas?

  • Se trata de un sueño largo y elaborado que provoca una intensa ansiedad o terror, que termina despertando al niño.
  • La sensación de miedo o ansiedad cóntinua una vez despierto y el niño se deja consolar por los padres.
  • Cuando se despierta, es capaz de describir la secuencia de lo que estaba soándo con detalle
  • Si bien no se sabe certeramente la causa, están relacionadas con el estrés y la ansiedad de los niños.
  • Suele aparecer en la segunda mitad de la noche, hacia el amanecer
  • Según el DSM-IV suelen aparecer en un 50%  entre los 3 y 5 años.

¿Qué favorece la presencia de las pesadillas?

  • La presencia de las pesadillas de manera esporádica es algo complétamente normal y no debe alarmar a los padres que esto suceda
  • Habitualmente los causantes de la pesadilla pueden ser: una película, una imagen en el televisor, el relato de un hermanito, un dibujo, etc. Por eso, la mejor medida de prevención es que los padres estén atentos a los estímulos a los que se enfrentan sus hijos, especialmente antes de la hora de irse a dormir
  • Los niños inseguros son más propensos.
  • También son más frecuentes en niños sometidos a un estrés psicológico y social intenso.

¿Cómo tratar las pesadillas?

  • Cuando ocurre una pesadilla los padres deben centrarse en tranquilizar al niño y darle seguridad si se despierta.
  • Hay niños que se encuentran más seguros durmiendo con un peluche. No se lo impidas.
  • Tampoco se debe hablar del contenido del sueño en el momento ni encender la luz. El contenido se comentará durante el día. Deja que te cuente con detalle lo que ha soñado y buscar un final feliz a la historia. Juega con él a escenificar el sueño con ese buen final y así el niño podrá realizar libremente los movimientos negados durante la pesadilla
  • Si el contenido del sueño se repite con frecuencia, los padres investigarán que es lo que le provoca la ansiedad al niño, tratar de hablar sobre ello y serenarlo.

Por último debemos explicar las diferencias que existen entre las pesadillas y los terrores nocturnos.

¿Cómo diferenciar las pesadillas de los terrores nocturnos?

  • En las pesadillas el niños recuerda a la mañana siguiente el contenido del sueño; en los terrores nocturnos no recuerda nada de lo soñado
  • En las pesadillas el niño se suele despertar y se deja calmar por los padres. En los terrores nocturnos no suele despertarse y los intentos de calmarlo suelen ser  inútiles.
  • Los terrores nocturnos suelen ocurrir en la primera mitad de la noche, en la fase más profunda del sueño. Las pesadillas, son más frecuentes en la segunda mitad de la noche.

pesadillas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s