El amigo imaginario

A la edad de 3 a 5 años, sobre todo si son hijas o hijos únicos, creativos y de rica imaginación, pueden inventar algún personaje que funciona como amigo imaginario. Estos «amigos» son muy útiles: sirven para acompañar, para echarles las culpas de todo lo malo, para que se animen o lo puedan todo y también para descargar emociones pesadas.

Los niños de esta edad hablan de sus amigos imaginarios como si existieran de verdad y muchas veces les ponen nombre.

La buena respuesta de los padres implicará respeto y sentido común. No es bueno para el niño ni la burla ni negar la existencia de ese amigo, pero tampoco aceptaremos como válido el hecho de que fue ese amigo quien rompió el florero o escribió en la pared. El amigo imaginario irá desapareciendo a medida que el niño crezca y vayan apareciendo  amigos de carne y hueso.

Los amigos imaginarios pueden acompañar al niño hasta el inicio de la infancia y en ocasiones, hasta la adolescencia.

¿Cuando comenzará a ser un caso de preocupacón?

Solo tendremos razones para preocuparnos si el hijo se aferra al amigo imaginario a tal punto que lo impida cumplir con sus tareas y compromisos cotidianos, o que vean que su hijo ya no desea tener amigos reales para jugar y relacionarse.

Además, si notan que el hijo se ha vuelto retraído o ha adquirido comportamiento agresivo a causa de un amigo imaginario violento y hablar con el y comportarce como si fuera real, deberán buscar ayuda y apoyo de un especialista. Situaciones como esas podrían generar otros problemas.

amigo-imaginario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s