Tipos de gateo

Que el niños gatee supone un gran avance a nivel neurológico y de coordinación para el bebé. Le prepara para posteriores aprendizajes, y además le permitirá tener mayor autonomía, ya que podrá desplazarse con total libertad y seguridad por donde él desee.

El gateo clásico es la forma más común de este desplazamiento. Consiste en el apoyo sobre las manos y las rodillas. Además puede que antes de empezar a gatear hacia delante el bebé lo haga hacia atrás.

Pero, ¿Qué ocurre cuando el bebé no lo hace así?

Muchos padres y madres se preocupan cuando el niñ@ no lo hace de esta manera clásica. Creen que lo hace mal.

No se preocupen. Existen más de 25 formas de gateo. Estos iran relacionados con la manera de ser del bebé y su desarrollo.

Entre estas formas de gateo, explicaremos algunas:

  • “Sentado”: es otra de las formas de gateo más frecuentes, sobre todo en los últimos tiempos en nuestro entorno. El bebé se desplaza en posición sentada, dando saltitos o atrastrándose con el trasero, ayudándose de una pierna flexionada y otra estirada. Se trata de un estilo muy peculiar y hay estudios que señalan que podría ser hereditario. No obstante, aunque no comporta ninguna patología, podría indicar que el bebé no tiene la libertad de movimientos suficiente.
  • Croqueta: Aquí hablamos de desplazamientos laterales con todo el cuerpo. El bebé gira sobre sí mismo ayudándose con piernas y brazos. Suelen pasar pronto a otros estilos de gateo más efectivos y rápidos, por lo que a menudo es considerado un “pre-gateo”.
  • Gato:  el bebé avanza sobre los pies y sobre las manos, “a cuatro patas”, a modo de puente como los gatos o cualquier animal de similares características . Es muy poco frecuente ya que requiere una mayor fuerza y equilibrio que el gateo clásico.
  • Croll: como el estilo de natación. Es muy poco frecuente. Se produce cuando el niño se arrastra sobre la barriga y avanza hacia delante con los brazos primero y las piernas después.
  • Peonza: con la barriga apoyada en el suelo desplazan los brazos hacia un lado y después las piernas, dibujando trayectorias circulares en el suelo, con lo que el avance no suele ser demasiado efectivo.
  • Serpiente:consiste en reptar como una serpiente haciendo eses pero con la barriga algo elevada.
  • Oruga: un estilo dificultoso y muy poco frecuente, ya que el niño, boca arriba, se arquea sobre su espalda y se impulsa hacia adelante ayudándose de piernas y brazos.

 

En fin, no importa el tipo de gateo que utilice su hij@. Lo importante es que lo haga

IMG_1047

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s