Los reflejos primarios en el bebé (el desarrollo en los primeros años de vida). (I)

Los bebés tiene una serie de reflejos primarios que nada más nacer pone en uso.

Al principio, el cerebro está al mando, es decir, allí se ubican los reflejos. Según se desarrolla el sistema nervioso, los reflejos van pasando a segundo plano. Son solapados por otros movimientos y acciones nuevas y conscientes.

Algunos de estos reflejos son los siguientes:

  • El reflejo del gateo o reptación:
Un bebé tumbado boca abajo con las piernas flexionadas, si le tocas la planta del pie, estira la pierna y empuja su cuerpo hacia delante. Este reflejo desaparece hacia los 4 meses
  • El reflejo de prensión:
Si pones un dedo en la palma de la mano del bebé, él cierra la mano con tanta fuerza que podrás levantarlo sin que se suelte. El recién nacido es capaz de aguantar su propio peso suspendido durante varios segundos en el aire.
  • El reflejo de Galant:
Teniendo el bebé tumbado boca abajo, si le pasas el dedo sobre los riñones, en paralelo a la columna vertebral, el cuerpo de este se arquea ligeramente.
  • Reflejo de Moro:
Un recién nacido descansa sobre los brazos de un adulto. Si el adulto se inclina unos 30 grados, el bebé tiene la sensación de estar cayendo. Lo primero que hace es abrir los brazos hacia los lados, para que los padres le vean. Luego vuelve a juntarlos y a continuación aprieta los puños para agarrarse. Desaparece hacia los 6 meses
  • Reflejo de caminar:
Si mantenemos al bebé sujetado por debajo de los brazos, y lo posamos sobre la cuna, en cuanto toca con el pie el suelo, el bebé levanta el pie, flexiona la rodilla y da un paso hacia delante. Desaparece a los 2-3 meses.
  • Reflejo de escalada:
Si mantienes al bebé cogido por debajo de los brazos, con las piernas colgando y lo acercas hacia el borde de una mesa hasta que el empeine de uno de los pies la toque, flexionará la rodilla y subirá a la mesa. Desaparece a los 2-3 meses.
  • Reflejo de búsqueda u hozamiento:

El bebé gira la cabeza cuando alguien le toca la mejilla, gracias a este reflejo puede encontrar el pecho de la madre, aunque no vea demasiado bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s